CHEESECAKE CUPCAKES de CHOCOLATE BLANCO y GALLETAS OREO (para el cumple de mi sobri)

♥♥♥

¡Buenas tardes!

Hoy os voy a presentar mi creación/adaptación para el cumpleaños de la princesa de la casa -mi sobrina- que mañana cumple 5 añitos. Tenía pensado hacerle una tarta de Nocilla con KitKat -que sé que le encanta- pero tenía por casa un chocolate blanco belga que hacía tiempo que compré para alguna ocasión especial y he pensado que ésta era la ocasión perfecta para utilizarlo.

Esta receta es el resultado de dos pruebas: una sin queso y otra con. Como era de esperar, ganó la segunda. La versión definitiva cuenta con el beneplácito de mis compañeros de trabajo más golosos 😉 La habría hecho en versión tarta pero no disponía de molde desmontable del tamaño adecuado, de modo que finalmente he optado por mi versión favorita: cupcake 😉 Además, este fin de semana pasado estuve de visita en Madrid y compré unas cápsulas de papel monísimas, que eran ideales para la ocasión 😀

RECETA para 12 CHEESECAKE CUPCAKES de CHOCOLATE BLANCO y GALLETAS OREO

BASE

  1. Molemos bien las galletas enteras:

    Galletas en el molinillo: ANTES…

    DESPUÉS: galletas ya molidas

  2. Derretimos la mantequilla al microondas hasta que se torne líquida. En un plato, mezclamos bien la mantequilla derretida con las galletas molidas, con ayuda de una cuchara o tenedor:

    Galletas molidas con mantequilla derretida: ANTES…

    DESPUÉS: Mezcla de galletas molidas y mantequilla derretida

  3. Preparamos 12 cápsulas. Yo utilizo cápsulas de papel, que introduzco dentro de cápsulas de silicona, para que no se desparrame luego la masa del cheesecake. Rellenamos la base de las cápsulas con la mezcla anterior y la prensamos bien con una cuchara.

Metemos las cápsulas a la nevera, mientras preparamos el resto de la receta.

CHEESECAKE

  1. Troceamos las galletas Oreo en trocitos pequeños:

    Yo utilizo este aparato, que se supone que es para frutos secos, pero que trocea las galletas a la perfección 😉

    Galletas perfectamente troceadas 🙂

    Reservar.

  2. En un vaso mezclamos el sobre de cuajada con la leche:Reservar.
  3. Ponemos a calentar la nata en un cazo, a fuego medio (4 de 6), junto con el extracto de vainilla y el chocolate blanco cortado en trozos. Removemos continuamente con una cuchara de palo, hasta que se disuelva el chocolate.

    Removemos continuamente

  4. Sin retirar el cazo del fuego, añadimos la leche condensada y la cuajada y seguimos removiendo sin parar.
  5. Por último, añadimos el queso y seguimos removiendo sin parar, hasta obtener una mezcla homogénea. No retiraremos el cazo del fuego hasta que la mezcla rompa a hervir.

    No debemos dejar de remover, para que no se pegue la mezcla al fondo

    Cuando la mezcla rompa a hervir, ya podemos retirar el cazo del fuego y dejamos templar un par de minutos.

  6. Transcurrido el tiempo, echamos las galletas troceadas:Y mezclamos con la cuchara:

    Este es el aspecto de la mezcla final

  7. Rellenamos las cápsulas con la mezcla anterior:

Dejamos templar los cupcakes a temperatura ambiente mientras preparamos el topping o decoración 😉

DECORACIÓN

La decoración de nuestros cupcakes es extremadamente sencilla. Únicamente tenemos que moler las galletas Oreo enteras, tal y como hiciéramos para preparar la base, y espolvoreamos las galletas molidas sobre cada cupcake, para lo cual nos podemos ayudar de una cucharilla. Como remate final, podemos decorar cada cupcake con una minigalleta Oreo:

Estos cheesecakes se deben conservar en la nevera. Se aconseja refrigerarlos unas horas antes de su consumo. Lo ideal es hacerlos el día anterior.

Para servirlos, retiramos el molde de silicona y servimos en el de papel:

Mis cápsulas de papel, que desafortunadamente no eran muy buenas (ver NOTAS al final de la entrada), venían con estas banderillas decorativas tan monas 🙂 ♥

Y nada, esta vez no hay fotos de los cupcakes empezados (para que podáis ver cómo son al corte) porque, como he dicho, son para el cumple de mi sobri y tengo que reservarlos (ainssss).

NOTAS:

  • La base de galletas Oreo no necesita tanta proporción de mantequilla como la de galletas María, por lo que la proporción de mantequilla debe ser menor, sino queréis que la base sea demasiado grasienta.
  • Como ya os dijera en su día, es fundamental que las cápsulas de papel que empleéis sean de buena calidad, porque sino se quedaran totalmente grasientas y pegadas al cupcake. Hay marcas que resisten bien y otras que no. Por regla general, las cápsulas de los chinos (al menos, las que yo he probado) son de mala calidad y las desaconsejo. Marcas como House of Marie o Vestli House son muy buenas y resistentes a la grasa. Paradójicamente, las cápsulas Wilton tampoco resisten adecuadamente, así que tampoco las aconsejo.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s